Archivo de la categoría: Tecnicas de Oratoria

Storytelling: por qué es uno de los “talentos” más importantes que CUALQUIERA DEBE APRENDER y dominar hoy en día

Hace unos días, en una cena con otras parejas, uno de los anfitriones lograba, casi sin intención, atraer la atención constante de quienes cenábamos.

Por momentos, lo hacía de manera inconsciente.

Nos hacía reír, nos intrigaba, nos emocionaba…

Todo a través de la técnica más simple y antigua de todas…

…contando historias, anécdotas, ejemplos…

Qué crees? Hacer algo así es un «talento» con el que se nace o algo que cualquier persona, aplicando las técnicas correctas, puede lograr?

Mucha gente cree que es algo que, o se tiene desde la cuna, o no lo tendrá nunca.

No podrían estar más equivocados.

Al igual que el «arte de la oratoria», la capacidad de CAUTIVAR PRÁCTICAMENTE A CUALQUIER audiencia a través de las historias (es lo que se denomina «storytelling») es algo que TÚ TAMBIÉN puedes a aprender…

…como un profesional…

…como el anfitrión de esta cena que te contaba al principio!

En qué ámbitos podrías aplicar el arte del “storytelling”?

En los ambientes laborales:

Imagina cómo sería, por ejemplo, en tu trabajo, si usarás técnica de storytelling para TRASMITIR liderazgo sobre las personas que están bajo tu responsabilidad, para inspirarlos, para motivarlos, y mucho más!

O cómo podrías usarla, tal como hacen algunas personas (muy pocos), para presentar datos y resultados (números fríos y aburridos), pero de manera mucho más atractiva , memorable, entretenida y amena…

Al hablar en público, dando charlas, clases, enseñando:

También la podrías usar para generar emociones profundas y duraderas en una charla o presentación, de manera sutil y efectiva, cada vez que lo necesites…

O para que todo un grupo de alumnos atienda de manera total lo que quieres enseñarles…

En tu casa, con tus hijos y sus amigos:

O para que tus hijos aprendan determinados valores o conductas, sin tener que «sermonearlos» constantemente…

Vendiendo:

De hecho, el marketing y las publicidades más efectivas lo hacen constantemente…

…con historias reales de personas, con ejemplos concretos de gente que, «casualmente», usa esos productos o servicios que te quieren vender.

Ellos, mejor que nadie, saben que es RADICALMENTE mucho más efectivo VENDER, PERSUADIR, INFLUENCIAR, CAUTIVAR, EMOCIONAR Y MUCHO MÁS a través de una historia…

…pero no cualquiera, sino una historia BIEN contada.

Fíjate este ejemplo a continuación:

En la imagen de abajo, vemos cómo Siemens Energy habla de la lucha contra el acoso sexual con una historia concreta, contada en primera persona, para dar un ejemplo de cómo hay que actuar en el ambiente laboral.

CÓMO SE PUEDE APRENDER STORYTELLING y cuánto tiempo lleva convertirse en una efectiva contadora/or de historias?

De la misma forma que siempre recomiendo en mis cursos, la forma más fácil de aprender es hacerlo desde la primera clase, practicando.

Eso es lo que proponemos en las diferentes clases del Curso de Oratoria & Storytelling, donde te mostramos cómo practicar y aplicar las técnicas más potentes y fáciles, en los diversos ámbitos donde necesites usarlas.

En cuanto a los tiempos, dependerá de ti, como alumna/o de nuestro curso de oratoria & storytelling: de cuánto tardes en poner en práctica lo que te enseñamos.

En general, en cuestión de días ya estarás sintiéndote mucho más segura/o para contar anécdotas, historias y más que logren el efecto que quieras en quien te vea y oiga.

Si quieres, puedes comprobarlo DESDE HOY y ver cómo lograr ENORME impacto positivo en tu manera de presentar, hablar en público y dar discursos y charlas usando las poderosas técnicas de nuestro curso práctico de oratoria y storytelling.

Mira cómo Aquí!

Las peores formas de empezar un discurso o presentación (o cómo empezar un discurso MAL)

Una de las preguntas que siempre me hacen es: Sofía: ¿cómo puedo empezar un discurso (aquí puedes colocar el tema que se te ocurra) con el «pie derecho»? O…quiero dar un buen discurso: cómo me recomiendas que empiece?

NOTA: si estás suscripta/o a mi Curso Práctico de Oratoria vas a encontrar este tema con más detalle dentro del apartado «Aperturas Exitosas y Aseguradas«.

La diferencia entre dar un gran discurso y uno horrible a menudo se DEFINE en los primeros segundos posteriores a la subida del orador al escenario o atril.

Y lo que se dice (o evita decir) en la APERTURA del discurso (y cómo se lo dice) establece el tono para el resto del discurso.

Si tu objetivo es que tu audiencia esté atenta a tus palabras, sea cálida y receptiva a lo que tienes que decir entonces EVITA a toda costa estas peores formas de empezar un discurso o presentación.

1º No empieces con «Mi nombre es…»

Si te sientes obligada/o a que lo primero que hagas en el atril es decirle a la audiencia tu nombre, entonces algo salió mal en el período previo a tu discurso.

En ese momento, tu audiencia ya debería saber tu nombre.

Quizás porque lo leyó en el programa y en el material promocional que promueve el discurso…

…o porque el presentador o anfitrión del evento ya dio a la audiencia una breve introducción de tres a cuatro oraciones sobre ti antes que subieras…

…o incluso porque tú le preparaste al anfitrión las palabras para decir al público sobre ti y el objetivo general o título de tu discurso…

…nunca empieces diciendo tu nombre. Es poco profesional y una forma muy evidente de demostrar que eres un «don nadie».

La única excepción es si tu presentador hubiera pronunciado mal tu nombre, en cuyo caso puedes aclararlo.

Por lo tanto, recuerda asegurarte de proporcionar de antemano al anfitrión una introducción corta y bien elaborada sobre ti, el título y objetivo de tu discurso y lo que quieras que transmita de tu imagen y «marca personal».

2º Prepárate para el éxito de tu presentación.

Como siempre digo: el orador que falla en prepararse está preparándose a fallar.

Mi consejo es que, sabiendo lo fundamental que es la apertura del discurso, dedica TODO el tiempo que sea necesario para prepararla y ensayarla con éxito.

He preparado discursos en tanto como 10 minutos (en el caso que tuviera que dar algo de modo imprevisto) pero aún en esos casos extremos, había pensado y practicado las aperturas muchas veces antes, en mi mente, sabiendo que ESA situación no prevista podría llega a acontecer.

En el Curso Práctico de Oratoria enseño cómo hacer todo esto, para estar siempre lista/o para dar un discurso excelente y convincente, e incluso cómo, en 10 minutos o menos, armar tu propio «punto-a-punto» de los ítems más importantes de un discurso improvisado y efectivo con una apertura llamativa, cautivante y memorable.

Si ni siquiera tienes esos 10 minutos para preparar tu discurso y no lo hiciste de antemano, entonces necesitas sí o sí hacer mi curso de oratoria práctica para convertirte en un mejor orador. Pide más información aquí.

3º Pedir disculpas o el infame «quiero empezar pidiendo perdón…«

Salvo que estés en un confesionario, o tratando de acercar puntos con tu pareja o en una conferencia diplomática por una guerra inminente, hay otros momentos y lugares para pedir perdón que no son cuando te subes al escenario para presentar un discurso.

Disculparse para empezar un discurso, cualquiera sea la razón, logrará que, por un lado, disminuye “tu cotización”, tu prestigio, de forma inmediata.

Y, por el otro, que la audiencia ponga su atención sobre un tema que quizás ni siquiera habían notado.

En el caso que te parezca necesario (por alguna razón específica) pedir algún tipo de disculpas, conviértelas en un agradecimiento. Por ejemplo, en lugar de decir «perdón por llegar tarde o por empezar con esta tardanza» dirás «quiero agradecer a esta audiencia por su paciencia y respeto!»

4º Usar palabras como «EHHHHH» o «Buenoooo» o «Entonces…»

Son las típicas aperturas de alguien poco profesional, sin energía o con evidente nerviosismo. Cambia por palabras y frases enérgicas y fuertes, como las que vemos en detalle en el Curso Práctico de Oratoria.


5º Acercarte al escenario con poca energía, mala postura y lenguaje corporal distante:

¡Cuidado! No es necesario que te subas saltando, gritando o con la voz demasiado alta para transmitir energía y fuerza a la audiencia.

Pero sí es fundamental que tus pasos sean seguros, transmitiendo confianza en cada gesto.

NOTA: adapta tu tono y tu cuerpo al lugar y circunstancias. Por ejemplo, no empezarás ni te moverás de la misma forma si estás dando un discurso motivacional que si lo estás haciendo en un funeral o una boda.

Para conocer SIN CARGO AHORA otras 6 formas de CÓMO NO COMENZAR TU DISCURSO,
ingresa aquí y descárgalas de forma inmediata!

[GERENTES y EMPLEADOS] Por qué aprender oratoria te convierte casi en «indispensable» en cualquier empresa

 (y cuáles son las consecuencias en tu carrera si no lo haces)

En este artículo compartiré contigo un «talento» que puedes TENER a partir de hoy. Este «talento» te hará indispensable y valioso en tu empresa y también te hará sentir mucho mejor contigo (ya sabrás a qué me refiero si lees el artículo).

¿Alguna vez te preguntaste por qué las grandes empresas INVIERTEN miles de dólares (literalmente, no exagero) cada vez que llevan a determinadas personas para que inspiren y motiven a sus empleados?
 
Esto pasa porque está demostrado que este tipo de «eventos» con personalidades que transmitan liderazgo, actitud ganadora y superación mejora notablemente el desempeño de los empleados.
 
Quizás eres parte de un negocio que no puede darse el lujo de traer a este tipo de celebridades…sin embargo…
 
Tú, si lo quieres, podrías ser ESA personalidad que motiva, que inspira, que genera y transmite superación y éxito…
 
…porque, conciente o inconscientemente, cada día, cuando interactúas con tus compañeros y empleados, estás COMUNICANDO ALGO.
 
Lo que te propongo es que, a partir de HOY, «comuniques a propósito», de forma INTENCIONAL, lo que sea que quieras generar en los demás. O como deseas te perciban, lo que pretendes que ellos sientan por ti.
 
Por qué es importante para ti y para tu ascenso:
Evidentemente, no todas las personas son consideradas de la misma forma dentro de una organización.
 
La cuestión es cómo convertirte tú en una de esas personas que son «más indispensables» que otras.
 
Justamente, este «talento» (que no es talento, sino que se consigue a través de la práctica, como explico en otros artículos y en mi curso de oratoria) de hablar en público para motivar, inspirar y transmitir liderazgo es algo que TÚ PUEDES TENER a partir de hoy, si así lo quieres.
 
Y no exagero. Son muy pocas las diferencias que deberías implementar en tu forma de hablar (tanto verbal como no verbal, con tu cuerpo, gestos, tonos de voz, etc) para que lo que digas se PERCIBA de un modo mucho más positivo para ti y para los demás.
 
De este modo, no sólo serás tenido muy en cuenta por tus superiores, sino que también las personas que están a tu cargo te verán como un mentor, como un líder, como alguien a quien seguir, apoyar y obedecer. Esto se da natural e inconscientemente en las personas que ven en ti ESE liderazgo que puedes transmitirles.
 
Para esto es fundamental que prepares y practiques CADA mensaje que darás, según a quién va dirigido.
 
No hablas ni presentas de la misma forma frente a tus empleados y subordinados que frente a tus superiores. O no dirás lo mismo si quieres motivarlos que si quieres conmoverlos o venderles.
 
De hecho, cuando aprendes oratoria (al menos de la forma en que lo haces en nuestros cursos) SABES leer a los demás, sabiendo qué piensan, qué sienten, sin que te lo digan. Y así, exponiendo frente a ellos, SABES lo que tienes que decir o hacer para lo que sea que quieras lograr con tus palabras.
 
Una empresa del siglo XXI necesita líderes que sepan comunicar y motivar:
 
Estamos en una era de «sobre comunicación». Se estima que cada vez más escuelas secundarias están dando oratoria como una materia obligatoria (con lo cual no podría estar más de acuerdo).
 
El problema es que las generaciones que se educaron ANTES (cuando no se reconocía la ESENCIAL importancia que tiene saber hablar bien en público para los negocios) es que están en desventaja con estos «nuevos jóvenes» que sí saben cómo hacerlo.
 
Por eso es fundamental, para las empresas y negocios en general, que cuenten en su staff de empleados y gerentes con personas que PUEDAN COMUNICAR lo que piensan, creen y quieren, de modo correcto y efectivo.
 
Imagina una persona de atención al cliente que no sabe hablar en público, que se pone nerviosa o que se expresa de modo errático.
 
Imagina un gerente de recursos humanos que tiene que entrevistar y hacer preguntas que no SABE expresarse claramente (y esto no significa que «hable mal», sino que no consigue comunicar lo que desea, que no «genera» ni «transmite» nada).
 
Imagina una persona de ventas que no sabe vender «bien».
 
O un gerente que no sabe motivar, impresionar o liderar a la gente que tiene a su cargo.
 
Ahora imagina al revés, que eres tú esa persona que SABE hablar, que expresa lo que quiere como quiere, y que, RACIONALMENTE, consigue los resultados que DESEA cada vez que está hablando frente a otros.
 
No importa si son sus empleados, sus jefes, un cliente o en una entrevista laboral. 
 
Si estás frente a una empresa, busca a las personas que se destacan sabiendo hablar en público para que sean un ejemplo para los demás.
 
Si tienes gente a cargo o deseas ser tú quien se destaque sobre el resto, para ser tenido en cuenta para un ascenso, para motivar, para persuadir, para vender o para liderar de manera positiva, entonces sigue mi consejo: INVIERTE en ti, en aprender cuanto antes a hablar en público y verás, desde el primer momento, ENORMES consecuencias en tu seguridad interna y en cómo eres percibido por los demás. Jefes y subordinados.
 
Ya sea empezando con mi curso práctico (aprendes desde la primer clase, garantizado) o con algún otro buen curso que encuentres por allí, ESTE DEBE ser un ítem que TIENES que lograr ESTE mismo año.
 
Y cuanto antes, mejor!
 
No sólo te lo agradecerán tus superiores y tus empleados, sino, sobre todo, tú.
 
NOTA: En nuestro curso de oratoria aprendes las mejores y más efectivas técnicas para comunicarte «con intención», para informar, emocionar, entretener, persuadir, vender, motivar, liderar, etc.
 
Y también aprendes cómo perder los nervios, a «leer» a los demás a través de su lenguaje no verbal, a hacer preguntas para conseguir lo que quieres, a manejar gente difícil, a responder estratégicamente, a generar consensos, a negociar mejor, etc.
 
Si quieres aprender todo esto, invirtiendo en ti, o te gustaría saber cómo, personalmente a ti te cambiará la vida aprender oratoria, mira más información ahora haciendo clic aquí.

5 SIMPLES PASOS PARA HABLAR EN UN EVENTO, CENA O PRESENTACIÓN…

Una usuaria de mi curso de oratoria a distancia me preguntaba qué hacer si le pedían que dijera unas palabras en una cena de negocios que tenía en los próximos días.

 
Y me parece excelente la pregunta, porque implica que ella está siendo PREVISORA.

Y ser PREVISOR es uno de los elementos más importantes si buscas el éxito en cualquier tipo de discurso. No dejes a la suerte los resultados de tus palabras frente a otros. Porque la impresión que dejarás en ellos será la que hayas PREVISTO.

 
Es decir: si no ACTÚAS ANTES que te pidan hablar frente a otros, estarás arriesgándote a fracasar estrepitosamente. Actuar antes es lo que te enseñaré en este artículo.

 

Porque si tú también sigues los pasos que te daré a continuación, si llegara a darse la «oportunidad» de exponer frente a los demás, quedarán impresionados de ti y contigo.
 

brindis-discursoNo es lo mismo si tienes que dar un discurso en, por ejemplo:

 
* una cena de trabajo con jefes o compañeros;
* una cena familiar donde NO conmemora ningún evento o suceso en particular;
* en un aniversario de, por ejemplo, tus padres;
* O en una recepción por un compromiso matrimonial;
* una cena de cumpleaños;
* o de alguien que acaba de conseguir un ascenso o un título;
* o que si sólo te piden que hables sobre alguien, sin que se trate de algo de más trascendencia, como los ítems anteriores.
 

 

NOTA: en el caso que tengas que dar alguno de los discursos anteriores en concreto, tienes mis mejores consejos y secretos para dar discursos memorables, en los recursos para usuarios de mi curso completo de oratoria, que puedes empezar hoy CON UN DESCUENTO DE MÁS DEL 70%, haciendo clic aquí.
 
De todos modos, te cuento, brevemente, algunos de estos secretos a continuación, para que, independientemente del contexto y las circunstancias, puedas dar un muy buen discurso en una cena.
 

 

1º Determina primero qué quieres lograr en tu audiencia: éste es uno de los principales «secretos» de un muy buen discurso: saber y armar el discurso en función de lo que quieres «generar» en los oyentes. No vas a decir lo mismo, ni de la misma forma, en los gestos y en las palabras, si quieres impresionar que si quieres generar admiración en los demás. O buscas que te aplaudan, te recuerden. O que se motiven, se emocionen. O que te compren algo (una idea, producto, servicio, etc).
 

 

2º En función de tu objetivo, arma un borrador del discurso: recuerda que como explicamos con detalles en mi curso de oratoria, si sigues los esquemas «mágicos» de acuerdo a cada tipo de discurso y objetivos, no tendrás problemas en armar este borrador. Y que lo harás en sólo unos minutos. Si no tienes acceso a estos «esquemas mágicos», puedes pedirlos aquí.
 

 

3º Completa tu borrador con las palabras «mágicas» y ejemplos prácticos: estas palabras o frases y los ejemplos son los que van a generar en tus oyentes el interés inmediato, apenas empieces a hablar. Y lo mantendrás así toda la exposición. Lo mismo con imágenes visuales, sonidos y demás, que, según tu objetivo, te servirán para lograr aún más la admiración y fascinación del público.
 

 

4º Cierra tu discurso «bien arriba»: para esto, puedes usar frases emotivas, o hacer un resumen de lo que dijiste (brevemente). Recuerda que aquí es fundamental no sólo lo que dices, sino la forma en que lo dices.

 

 
5º Practica ahora el discurso de tu borrador, por lo menos, 5 veces. Puedes hacerlo frente al espejo, con personas de tu confianza o incluso grabándote con una cámara y analizar luego qué puedes mejorar.

 

 
Si quieres aprender en mayor profundidad cómo dar discursos durante cenas o eventos como casamientos, aniversarios, de negocios, trabajo, etc. Y también a dar presentaciones en el trabajo, en la universidad, y en prácticamente cualquier lugar y frente a todo tipo de auditorios, sabiendo QUÉ DECIR y cómo decirlo (y qué evitar hacer), entonces puedes empezar hoy mismo mi único y exclusivo curso de oratoria a distancia.
 

 

Allí te mostramos a ti también los mejores y más simples secretos y trucos para lograr que quien te oiga y vea quede positivamente impresionado por lo que dices y cómo lo comunicas. Y que, en definitiva, consigas el objetivo que tenías al dar esa presentación.